martes, 28 de marzo de 2017

Michael Ende


Michael Andreas Helmut Ende, conocido como Michael Ende nació el 12 de noviembre de 1929 en la ciudad de Garmisch-Partenkirchen ubicada en el estado de Baviera, Alemania.
Falleció el 28 de agosto de 1995 en Stuttgart, la capital del estado de Baden-Württemberg, en Alemania.
Fue un escritor alemán de literatura fantástica y de ficción para niños, considerado como uno de los autores alemanes más populares del siglo XX.

Michael Ende fue el hijo único de Luise Bartholomä y de Edgar Ende, un pintor de arte surrealista del cual aprendió desde bien pequeño a ver las cosas desde un punto de vista diferente al resto del mundo.
En 1931 toda la familia se mudó a Múnich y allí el padre de Michael consiguió vender bastante bien sus obras, al menos durante los primeros cuatro años.
En estos años Michael conoció a Fanti, un cuentacuentos que tenía a todos los niños del barrio hechizados. Michael Ende siempre habló con cariño de este hombre.

Su periodo académico no fue demasiado bueno, nunca fue un buen estudiante y siempre se refirió a estos años como una catástrofe. Con 15 años fue reclutado como soldado aunque su lealtad nunca estuvo con el gobierno de Hitler y tuvo contacto con un grupo denominado “Freiheitsaktion Bayern “, (Frente Libre Bávaro).
Al terminar la guerra se fue a Stuttgart donde terminó sus estudios y quedó fascinado con las carreras de literatura y arte. Es en estos años cuando escribió su primera obra, que es una obra de teatro "Denn die Stunde drängt" (Ya es la hora).

En 1952 conoció a  Ingeborg Hoffmann, con la que unos años más tarde, el 7 de agosto de 1964 se casaría en Roma.

La primera novela que escribió fue “Jim Knopf”, (Jim Botón). Esta comenzó siendo tan solo una frase “Das Land, in dem Lukas der Lokomotivführer lebte, war nur sehr Klein” (El país en el que Lukas el maquinista vivía era muy pequeño). Y a raíz de eso comenzó a desarrollar la historia dejándose sorprender por lo que iba ocurriendo a continuación y sin tener mucha idea de a dónde iba a parar todo aquello, simplemente dejó su imaginación volar.

Una vez terminado el manuscrito, que acabó siendo un libro bastante largo lo envió a muchas editoriales, pero todas le respondían lo mismo, no encajaba en un temático o que para ser un libro para niños era demasiado gordo. Cuando ya había perdido la esperanza e iba a tirar el manuscrito a la basura Ingeborg Hoffmann le puso en contacto con K.Thienemanns, que trabajaba en una editorial en Stuttgart y finalmente esa editorial le dio la esperada noticia, publicarían su libro.

Y así, en 1960 se publicó el tomo uno de la primera novela de Michael Ende, “Jim Knopf und Lukas der Lokomotivführer” (Jim Botón y Lucas el Maquinista), que para su sorpresa obtuvo el premio “Deutschen Jugendbuchpreis” con el que se consideraba dicha obra como el mejor libro alemán del año para público infantil.

Unos años más tarde, el 27 de diciembre de 1965 murió su padre de un infarto.

Durante estos años estuvo trabajando en una nueva obra de teatro “Die Spielverderber”, (Los aguafiestas) y en 1967 se estrenó con un resultado desastroso.
En 1970 él y su mujer se mudaron a una villa al sur de Roma y allí decidió terminar una antigua historia que había comenzado a escribir hace cinco años pero que nunca llegó a terminar y de aquí salió una de sus obras más famosas: Momo.
El 25 de junio de 1973 su madre falleció, unos meses antes de que Michael presentase al mundo la novela de Momo.

Después del éxito de esta obra siguió escribiendo pequeñas cosas de manera continua hasta que a principios de 1977 recibió en su casa de Italia la visita de Hansjörg Weitbrecht, de la editorial de Stuttgart con la que aún trabaja. Ya iba siendo hora de crear una nueva novela.
Todo comenzó con un pequeño resumen: "Ein Junge gerät beim Lesen einer Geschichte buchstäblich in die Geschichte hinein und findet nur schwer wieder heraus." (Un joven lee una historia y acaba siendo tan absorbido por esa historia escrita que le resulta difícil salir de ella). Su editor le da el visto bueno y Michael le promete que para Navidad tendrá el manuscrito terminado. Pero unos meses más tarde tiene que retractarse de sus palabras, la novela está tomando una dirección inesperada y va a tardar más de lo esperado en acabarla.
Al final se alarga tanto que no es hasta 1979 cuando se publica y sorprende con su otra obra magna, La historia Interminable.

Durante los siguientes meses realizó un largo viaje en el que recorrió toda Alemania leyendo sus obras. Pero eso, junto con la ingente cantidad de cartas que le llegaban de sus lectores le hicieron perder el ánimo.

En 1980 firmó un contrato para llevar la obra de “La historia de interminable” a la gran pantalla. Era consciente de que iba a ser complicado plasmar en imágenes lo que él tenía en mente, pero a pesar de eso acabó firmando un contrato con una productora.


Durante el proceso de creación el productor de la película cambia y la idea que tiene el nuevo productor no le gusta nada a Michael Ende e intenta por todos los medios detener la producción de la película. Al final, con abogados de por medio no consigue parar el proceso de grabación y esta acaba siendo estrenada, para su disgusto, en 1984. Tuvo el privilegio de ser el primero en ver la película acabada y su desilusión fue tan grande que decidió quitar su nombre de los créditos de la grabación e hizo público que no tuvo nada que ver con la producción de la película.
A pesar de esta decepción siguió escribiendo y en 1983 publica otra obra, “Der Spiegel im Spiegel” (El espejo en el espejo).

El 27 de marzo de 1985  murió su mujer. El propio Micahel cuenta que su mujer fue dos días antes con unas vecinas al cine a ver la película de “La historia interminable” y cuando regresó se tumbó en la cama y no se levantó más. Dos días después murió de una embolia pulmonar.
Al morir su mujer decidió vender la casa en la que llevaban residiendo juntos 14 años y se mudó a Múnich.

Muchos años antes, allá por el año 1976 Michael Ende conoció a Mariko Sato, la que fue durante mucho tiempo la traductora de sus obras del alemán al japonés. Cuando Michael regresó a Múnich se volvieron a encontrar y pronto comenzaron a trabar una muy buen amistad. En septiembre de 1989 acaban casándose.

Contra todo pronóstico, en el año 1986 Michael firmó un contrato para llevar “Momo” al cine. En esta ocasión está mucho más inmerso en la producción de la película pero a pesar de todo el resultado no termina por gustarle y acaba nuevamente decepcionado.


Desde entonces hasta su muerte siguió escribiendo obras aunque ninguna de ellas llegó a tener el éxito que tuvieron “Momo” o “La historia interminable”. Realizó lecturas en diferentes locales de muniquenses y también se dedicó a escribir críticas literarias.
Falleció el 28 de agosto de 1995 en Stuttgart por un cáncer de estómago.

Si sabéis alemán y queréis leer una biografía mucho más extensa y detallada de este gran escritor, pasaos por este enlace: Michael Ende.

Quizás no sea una vida de lo más fascinante, pero como falleció hace relativamente pocos años aún quedan documentos de sus entrevistas. Y eso, como “escritora principiante” que soy me ha encantado. Ha sido gratificante saber que alguien como Michael Ende escribió una de sus obras más conocidas sin seguir ningún guión preestablecido, simplemente dejando volar la imaginación.

Imagino que todo el mundo habrá escuchado alguna vez su nombre y sus obras, pero ¿alguien las ha leído? Yo me leí hace ya muchos años “Momo” y “La historia Interminable” en español, y por ahora solo el primero en alemán, pero tengo unos cuantos libros de él en su lengua original y quiero leerlos en algún momento, aunque reconozco que algunas veces su estilo me resulta un tanto lento y tedioso. Pero aun así siempre disfruto de los lugares a los que nos traslada con sus palabras.
________

Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.

Un saludo!!







martes, 14 de marzo de 2017

Domingos y días festivos

En alguna ocasión hemos hablando de las normas de ruido que hay en Alemania. A partir de las 10 de la noche no se puede hacer ningún tipo de ruido que moleste a los vecinos y los domingos son días de tranquilidad, “rühe Tag”. Pero los días de fiesta también están sujetos a diferentes normas.

Oficialmente ni los domingos ni los días de fiesta se pueden realizar mudanzas ni tirar los cristales en los contenedores de las calles. Hay algunas tiendas que no pueden abrir, como las lavanderías, las autoescuelas y los lavaderos de coches. Y desde las 6 de la mañana hasta las 11 están prohibidas las exposiciones privadas, deportivas o de entretenimiento.


Aunque estas restricciones no se aplican al día festivo del 3 de octubre,Tag der Deutschen Einheit - Día de la Unidad alemana, siempre y cuando este caiga en un día entre semana.

En el 1 de mayo los eventos sindicales quedan exentos y pueden celebrarse.

Hay días festivos especiales en los que no están permitidos hacer más cosas:

Gründonnerstag  - Jueves Santo. A partir de las 6 de la tarde no se puede bailar en público.

Karfreitag  - Viernes Santo. Durante todo este día hasta la 6 de la mañana del Sábado Santo no está permitido realizar ningún acto público, como puedan ser mercados callejeros, exposiciones comerciales, eventos deportivos como las carreras de caballos, circos, ferias, operas, musicales, obras de teatro, concierto, casinos, discotecas…
Solo quedan exentos de esta prohibición los eventos religiosos, las exposiciones de arte, el zoo, los gimnasios y los museos.

En Allerheiligen  - El día de todos los Santos, Totensonntag - El domingo de los muertos (es una fecha variable, se celebra el último domingo antes de que comience el Adviento) y Heiligabend – Día de Navidad desde las 5 de la mañana hasta las 6 de la tarde están prohibidos todo tipo de eventos.

Volkstrauertag – Día de luto del pueblo. Conmemora a las víctimas de la guerra y se celebra el segundo domingo antes del Adviento. En este día no están permitidos los mercados, las exposiciones comerciales, los eventos deportivos, las ferias, los casinos y cualquier tipo de apuesta.

Pueden existir excepciones puntuales en estos días que son reguladas por el gobierno de cada estado.
Se supone que la policía controla que esto se cumpla y la multa por realizar alguna de las actividades no permitidas asciende a 1000€.

Y esta es la razón por la cual Alemania está muerta los domingos y los días de fiesta, no se puede hacer prácticamente ninguna actividad, así que como no haga buen tiempo si sales a la calle te encontrarás una ciudad fantasma.

Aunque no sé como de estrictos son con estas prohibiciones, yo nunca he escuchado a nadie al que le hayan multado, pero tampoco sé de nadie que haya organizado alguna de estas actividades.


¿Alguna vez habéis tenido algún tipo de problema a raíz de estas normas? Soy toda oídos.

________

Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

Un saludo!!


martes, 7 de marzo de 2017

Aprender alemán - La familia

Uno de los temas de vocabulario más importante en alemán es el tema de la familia, en esta ocasión vamos a echar un vistazo a los parentescos más comunes.


lunes, 27 de febrero de 2017

Saarbrücken


Saarbrücken es la capital del estado de Saarland, Sarre en español. Se ubica en el este del país, a menos de 10km de distancia de la frontera con Francia. El río Sarre, Saar en alemán, perteneciente a
la cuenca hidrográfica del Rin, pasa por la ciudad.
A pesar de ser la capital de un estado no es una ciudad demasiado poblada, tiene unos 170.000 habitantes.
El código postal de la ciudad va desde el número 66001 al 66133 y las matrículas de los coches tienen las letras SB.

El nombre de Saarbrücken se compone de dos palabras, Saar y Brücken, es decir, los puentes del Saar, pero este nombre está derivado del celta y no tiene nada que ver con el río que atraviesa la ciudad ni con los puentes que la unen, aunque su nombre indique lo contrario, pues se supone que el primer puente se construyó 500 años más tarde de la fundación de la ciudad.

El nombre original era Sarabriga, Sara significa agua que fluye y Briga vendría a ser algo así como roca. Y se supone que este nombre hace referencia a una gran roca que se encontraba al lado del puente viejo, donde se cree que se ubicó el primer asentamiento que más tarde fue expandiéndose hasta dar lugar a la actual ciudad. Con el paso de los años el nombre de Sarabriga fue transformándose hasta llegar al que actualmente conocemos. El primer escrito en el que aparece este nombre data de finales del siglo X. Y quien sabe, si esto es cierto, quizás el nombre del río viene de la ciudad y no al revés.

Los restos arqueológicos encontrados en la zona nos indican que el primer asentamiento en este lugar se produjo durante la prehistoria, pero no comenzó a crecer hasta que en el siglo I toda la zona entró dentro de las fronteras del Imperio Romano. Los romanos construyeron en este lugar el llamado  vicus de Saravus, que era como se llamaban a las pequeñas aglomeraciones urbanas. Este asentamiento romano fue durante varios siglos un punto de parada de dos rutas comerciales importantes, las rutas que unen las ciudades de Worms y Metz y la de Trier a Strasburg.

En el siglo IV los alamanes se hicieron con el control de la ciudad expulsando a los romanos, y todo el territorio de los alrededores pasó a formar parte, nuevamente, del territorio de los pueblos germanos. Más tarde fueron los francos los que habitaron la zona y después el pueblo merovingio.

A principios del siglo X toda la zona fue incorporada a los territorios del Sacro Imperio Romano Germánico. En el año 1080 se creó el Condado de Saarbrücken y la capital del mismo fue esta ciudad.

Entre los siglos XIV y XVIII la ciudad fue controlada por la Casa de Nassau.
Esta región es una zona de disputas asiduas y a lo largo de los siglos ha ido pasando de mano en mano entre Francia y Alemania (Imperio Germánico, Reino de Prusia).

Las dos Guerras Mundiales afectaron bastante a esta ciudad y en las dos ocasiones sufrió bastantes daños, en la Segunda más del 70% de los edificios quedaron destruidos por los bombardeos.

En 1955 los ministros francés y alemán, Guy Mollet y Konrad Adenauer negociaron el Estatuto del Sarre. Por aquel entonces la ciudad se encontraba bajo jurisdicción francesa y se realizó un referéndum con el que se le preguntó a la población si querían que  las instituciones de la actual Unión Europea fuesen establecidas en Saarbrücken, pero la ciudad quedaría bajo la administración de Francia. Más del 65% de los votantes eligieron el “No”, por lo que al final tanto la ciudad como su territorio colindante pasaron a formar parte de la República Federal Alemana.

En caso de que el “Sí” hubiese ganado todas las instituciones que actualmente se encuentran repartidas entre Bruselas, Luxemburgo y Strasburg estarían en esta ciudad alemana que a día de hoy prácticamente nadie conoce.

La estación central se encuentra a unos 15 minutos andando del centro de la ciudad. Y curiosamente el centro actual de Saarbrücken es el lado derecho del río, el barrio de Sankt Johann, que antiguamente fue una villa pesquera independiente de la ciudad hasta principios del siglo XIV.



St. Johanner Markt

Esta plaza era el centro comercial de la villa pesquera Sankt Johann y cuando en 1322 esta localidad obtuvo el título de ciudad el crecimiento y la importancia de esta plaza fue exponencial.
En la actualidad no queda mucho de la plaza original ya que a lo largo de los siglos ha sufrido bastantes desastres.



En uno de los extremos de la plaza hay una fuente que data del año 1760. Fue construida por F.J. Stengel, un maestro constructor alemán que remodeló la ciudad de Saarbrücken durante el siglo XVIII, en la actualidad prácticamente todos los edificios han sido restaurados siguiendo los planos que este hombre diseñó.



martes, 21 de febrero de 2017

Bye Bye - Cro


Título: Bye bye
Grupo: Cro
Álbum: MTV Unplugged: Cro
Año: 2015

Alguna vez me da por poner en You Tube canciones en alemán y así descubrir nuevos grupos y cantantes. No soy demasiado fan de Cro, pero me gustan las versiones en acústico y puse esta canción por curiosidad.

Me encantó desde la primera vez que la escuché. La letra me llegó mucho, ese amor a primera vista y la timidez que nos puede y acabamos perdiendo la oportunidad de nuestra vida.



Bye Bye

Es ist ein unglaublich schöner Tag
Draußen ist es warm
Er ist auf dem Weg nach Hause mit der Bahn
Schaut aus dem Fenster und lässt Gedanken freien Lauf
Lehnt sich ganz entspannt zurück
Denn er muss lange noch nicht raus
'n paar Menschen steigen ein, andere wieder aus
Er wechselt grad das Lied
Und plötzlich stand da diese Frau
Und er dachte sich "Wow"
Sagte: "Klar, der Platz ist frei"
Sie lachte und er dachte sich nur

Bitte komm
Sprich sie an
Das ist das Schönste, was du je gesehen hast
Und sie hat sicherlich keinen Mann
Stell dich nicht so an (an)
Wenn nicht jetzt, wann (dann)?
Doch alles, was man hört ist mein Herzschlag

Was soll ich nur sagen
Irgendwas knockt mich aus
Ich bin ein Versager, weil ich mich doch nicht trau'
Mein Kopf ist voller Wörter, doch es kommt nichts raus
Sie steht auf
Und steigt aus

Bye bye, bye bye meine Liebe des Lebens
Und ja, wir beide werden uns nie wieder sehen
Kann schon sein, dass man sich im Leben zweimal begegnet
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist

Es ist ein unglaublich schöner Tag
Draußen ist es warm
Sie hat Bock auf Shopping also in die Stadt
Sie braucht so Sachen, die Frauen halt eben brauchen
'nen Bikini, 'ne neue Tasche und außerdem will sie schauen
Also los, ab in die Bahn
Sie zieht sich nen Ticket
Vier Siebzig für die Fahrt
Ist ja ganz schön hart
Doch dann sieht sie diesen Typ
Findet ihn süß
Setzt sich extra zu ihm hin und denkt sich

Bitte, bitte, bitte, bitte komm
Sprich mich an
Es ist ganz egal, was du jetzt sagen würdest
Ich spring darauf an
Also komm (komm)
Du bist mein Mann (Mann)
Wir gehören zusammen (sammen)
Wenn nicht jetzt, wann (dann)?
Ich hör mein Herz

Was soll ich nur sagen
Irgendwas knockt mich aus
Soll ich es wagen, falls er sich doch nicht traut?
Mein Kopf ist voller Wörter, doch es kommt nichts raus
Ich steh auf
Und steig aus

Bye bye, bye bye meine Liebe des Lebens
Und ja, wir beide werden uns nie wieder sehen
Kann schon sein, dass man sich im Leben zweimal begegnet
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist

Es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist
Es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist

Was soll ich nur sagen
Irgendwas knockt mich aus
Ich bin ein Versager, weil ich mich doch nicht trau'
Mein Kopf ist voller Wörter, doch es kommt nichts raus
Sie steht auf
Und steigt aus

Bye bye, bye bye meine Liebe des Lebens
Und ja, wir beide werden uns nie wieder sehen
Kann schon sein, dass man sich im Leben zweimal begegnet
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist


Adiós

Es un día increíblemente bonito
Afuera hace calor
Él va en el metro a casa
Mira por la ventana y deja a sus pensamientos volar libremente
Se recuesta completamente relajado
Porque no se tiene que bajar en muchas paradas
Un par de personas suben, otras bajan
Acaba de cambiar de canción
Y de pronto aparece esa chica
Y él piensa “Wow”
Le dijo: Claro, el sitio está libre
Ella sonrió y él pensó

Vamos, por favor
Háblale
Es lo más bonito que has visto nunca
Y seguramente no tiene novio
No te pongas nervioso
Si no es ahora, entonces ¿cuándo?
Pero lo único que se escucha son los latidos de mi corazón

Que puedo decir
Algo me noquea
Soy un perdedor porque no me atrevo a hacerlo
Mi cabeza está llena de palabras, pero no me sale nada
Ella se levanta
Y se baja
Adiós, adiós amor de mi vida
Y sí, no nos volveremos a ver nunca más
Puede ser que uno se encuentre dos veces en la vida
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde

Es un día increíblemente bonito
Afuera hace calor
Ella tiene ganas de comprar, así que a la ciudad
Necesita cosas que solo las mujeres necesitan
Un bikini, un nuevo bolso y además quiere mirar
Así que vamos, al metro
Compra un billete
Cuatro con setenta por el viaje
Es bastante
Pero entonces ve a ese chico
Le parece lindo
Se sienta a propósito a su lado y piensa

Por favor, por favor, por favor, por favor, vamos
Háblame
Da exactamente igual lo que digas
Te seguiré la corriente
Así que vamos
Eres mi chico
Somos el uno para el otro
Si no es ahora, entonces ¿cuándo?
Escucho mi corazón

Que puedo decir
Algo me noquea
¿Debo arriesgarme, por si él no se atreve?
Mi cabeza está llena de palabras, pero no me sale nada
Me levanto
Y me bajo

Adiós, adiós amor de mi vida
Y sí, no nos volveremos a ver nunca más
Puede ser que uno se encuentre dos veces en la vida
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde

En la segunda vez es simplemente demasiado tarde
En la segunda vez es simplemente demasiado tarde
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde

Que puedo decir
Algo me noquea
Soy un perdedor porque no me atrevo a hacerlo
Mi cabeza está llena de palabras, pero no me sale nada
Ella se levanta
Y se baja
Adiós, adiós amor de mi vida
Y sí, no nos volveremos a ver nunca más
Puede ser que uno se encuentre dos veces en la vida
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde


¿Qué os ha parecido? ¿La habíais escuchado antes?
Como me gusta tanto esta canción me puse alguna vez la versión original, pero nunca me termina de convencer.



¿Cuál de las dos os gusta más?

________

Si quieres escuchar y conocer más música alemana pásate por esta página: Canciones en alemán.

Un saludo!!


martes, 14 de febrero de 2017

¿Hola o adiós?

Hace ya unos meses me di cuenta de que algo raro ocurría cuando me encontraba con un conocido alemán.
Poneos en situación, vais por la calle y cuando os cruzáis con alguien que conocéis, es de bien educado saludar, así que eso hacéis, “Tschüss” decís.
Pero la cara de extrañeza de la otra persona os indica que algo no va bien. Te responde con un escueto “Hallo” y seguís vuestro camino.

¿Qué ha ocurrido? Estás seguro de que ese es Herr Müller, ¿por qué ha puesto esa expresión? ¿tienes algo raro en la cara?
Le das vueltas durante unos minutos, pero al final lo acabas olvidando.

Unos días más tarde pasa lo mismo.
Te encuentras con otro conocido y vuelve repetirse el mismo proceso, cuando os cruzáis saludas “Tschüss” y te responden con la misma cara de extrañeza.

En esa ocasión te das cuenta que la otra persona ha dicho “Hallo”, igual que Herr Müller.
Así que en la siguiente ocasión optas por dejar que sea la otra persona la primera que salude y así te fijas en que palabra utiliza para luego usarla tú.
“Hallo”, es lo que te dice y cuando respondes con lo mismo todo parece normal.
Vale, ¿será que hay que decir “Hallo”?

Te encuentras con alguien por la calle y pones a prueba tu suposición saludando con el “Hallo” y curiosamente la otra persona te responde de la misma manera sin ponerte cara extrañas…
¿Habrá sido por el “Hallo”?

Vas probando a intercambiar las palabras, una vez usas el “Hallo”, otra vez el “Tschüss” y al final te das cuenta de que siempre que dices “Tschüss” la otra persona se te queda mirando con cara extraña. Curioso…

Esto me pasó hace unos meses, estaba bastante confundida ante esta situación, ¡¿porqué me miran raro?! Y al final caí en la cuenta de que era porque yo saludaba diciendo “adiós”, y eso, de alguna manera les chocaba.

Pensé que era cosa mía, que soy así de rara. Pero hace unas semanas una lectora del blog me comentó esta situación, pues a ella también le había ocurrido. ¿Será que en España cuando nos encontramos por la calle con alguien decimos “adiós”?

Estas Navidades fui a casa e hice el experimento, intenté fijarme en como saludaba a la gente cuando me la encontraba por la calle y bueno, no llegué a nada en claro, pero creo que cuando no queremos entablar una conversación con alguien o cuando no conocemos demasiado bien a esa persona simplemente lo saludamos y decimos “adiós”. Pero si es alguien a quien conocemos más y cuando nos encontramos nos paramos a hablar, entonces ahí usamos el “hola”.

He comentando esta situación con algunos alemanes y cuando les he dicho que yo digo “Tschüss” todos me han puesto la misma cara de extrañeza, para ellos suena raro y un tanto grosero. En cambio, para mí, decir “Hallo” me da pie a empezar una conversación, además me parece raro eso de decir “hola” e irme, es como que dejas a la otra persona con la palabra en la boca.

No sé…

¿Alguna vez os habéis encontrado en esta situación? ¿Sabéis que decís vosotros?

¿Habremos descubierto una alemana más? ¿Otra diferencia cultural? O será tan solo cosa de un par de chicas raras…

Os animo a que os fijéis en este detalle y me contéis que habéis averiguado.
________


¿Curioso? ¿Interesante? ¿Descabellado? Los alemanes nunca van a dejar de sorprendernos, siempre habrá algo nuevo que descubrir. Si quieres conocer más "alemanadas", esas costumbres de los alemanes que nos resultan curiosas, échale un vistazo a esta página.

Un saludo!!


jueves, 9 de febrero de 2017

Lidl


Hemos estado viendo en entradas anteriores diferentes platos típicos de la gastronomía alemana, incluso hemos descubierto el origen de alguna de las marcas alemanas más famosas, y ahora vamos a dar un paso más y veremos como se fundaron muchos de los supermercados en los que compramos (los que vivimos en Alemania), que curiosamente todos son de este país.

Todo el mundo conoce esta empresa con el nombre de Lidl, aunque su nombre completo es Lidl Stiftung & Co. KG. La cadena de supermercados se fundó como tal en 1973, pero los orígenes se remontan a muchos años más tarde.

Allá por el año 1858 existía en la ciudad de Heilbronn, ubicada en el norte del estado de Baden-Württemberg, una pequeña empresa llamada Specerei- und Südfrüchten-Handlung von A. Lidl & Cie. regentada por la familia Lidl. En 1930 Josef Schwarz fundó Schwarz Lebensmittel-Sortimentsgroßhandlung y formó una sociedad con la familia Lidl con la intención de expandir la empresa por toda Alemania. De esta asociación se creó la firma Lidl & Schwarz que fueron unos importantes distribuidores de alimentos hasta que la llegada de la Segunda Guerra Mundial hizo que tuvieran que cerrar el negocio.


Una vez terminado el conflicto bélico Josef Schwarz tardó unos cuantos años en volver a reconstruir su empresa y así, en 1954, diez años más tarde, su unió a A&O Handelskette. Y unos años más tarde abrió su primer supermercado con el nombre de “Handelshof”.

En 1973 su hijo, Dieter Schwarz, fundó su propio supermercado en Ludwigshafen am Rhein. Dado que su apellido significa negro, si lo utilizaba para el nombre de la nueva empresa daría lugar a un desafortunado juego de palabras para un supermercado, mercado negro, así que optó por regresar a los orígenes de la empresa y por 1000 marcos le compró a Ludwig Lidl los derechos de uso de su apellido.

Y así fue como se creó el primer supermercado Lidl.

En 1977 Josef Schwarz murió, y Dieter heredó el mando de la empresa que ya contaba con 30 filiales. Durante un tiempo fue probando los resultados que daban diferentes tipos de supermercados y al final optó por lo que actualmente conocemos, un supermercado con precios baratos que reduce al máximo posible los costes de producción y mantenimiento.

Aunque Lidl no es la única cadena de supermercados que pertenece a la empresa Lidl Stiftung & Co. KG, Kaufland y Concord también forman parte de ella.

Poco a poco la expansión de la cadena Lidl fue expandiéndose por todo el país, llegando incluso a traspasar la frontera, en 1989 se abrió el primer supermercado en Francia y unos años más tarde en Italia y en Inglaterra. En la actualidad prácticamente en todos los países de Europa podemos encontrar un Lidl.

Este modelo de negocio de reducir los costes lo máximo posible se traduce en instalaciones gigantes con poca (nula) decoración y no demasiado mantenimiento.

Hay millones de críticas, escándalos y denuncias a la empresa. Algunos serán ciertos pero otros no serán más que bulos. Van desde presuntos incumplimientos de las leyes laborales, reportajes que afirman el espionaje sistemático a los trabajadores y hasta extraños casos que explican el significado del nombre de la empresa.

Este último me resulta bastante curioso, pues como hemos visto Lidl no es acrónimo de nada, sino que es el apellido de uno de los fundadores de la empresa original.

Personalmente suelo evitar comprar en estos supermercados. A pesar de los eslóganes «No se engañe, la calidad no es cara» o „Lidl lohnt sich“, siempre me da la sensación de estar poco cuidado y ser medio caos. No digo que haya mala calidad, pero la presentación de los productos, el orden y el mantenimiento del edificio no me inspira tanta confianza como Mercadona en España o Rewe en Alemania.

Imagino que todos los que hayáis pasado a un Lidl, Aldi o cualquier supermercado parecido, de esos llamados discounter, sabréis a lo que me refiero.

¿Vosotros dónde compráis?

Un saludo!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...