lunes, 27 de febrero de 2017

Saarbrücken


Saarbrücken es la capital del estado de Saarland, Sarre en español. Se ubica en el este del país, a menos de 10km de distancia de la frontera con Francia. El río Sarre, Saar en alemán, perteneciente a
la cuenca hidrográfica del Rin, pasa por la ciudad.
A pesar de ser la capital de un estado no es una ciudad demasiado poblada, tiene unos 170.000 habitantes.
El código postal de la ciudad va desde el número 66001 al 66133 y las matrículas de los coches tienen las letras SB.

El nombre de Saarbrücken se compone de dos palabras, Saar y Brücken, es decir, los puentes del Saar, pero este nombre está derivado del celta y no tiene nada que ver con el río que atraviesa la ciudad ni con los puentes que la unen, aunque su nombre indique lo contrario, pues se supone que el primer puente se construyó 500 años más tarde de la fundación de la ciudad.

El nombre original era Sarabriga, Sara significa agua que fluye y Briga vendría a ser algo así como roca. Y se supone que este nombre hace referencia a una gran roca que se encontraba al lado del puente viejo, donde se cree que se ubicó el primer asentamiento que más tarde fue expandiéndose hasta dar lugar a la actual ciudad. Con el paso de los años el nombre de Sarabriga fue transformándose hasta llegar al que actualmente conocemos. El primer escrito en el que aparece este nombre data de finales del siglo X. Y quien sabe, si esto es cierto, quizás el nombre del río viene de la ciudad y no al revés.

Los restos arqueológicos encontrados en la zona nos indican que el primer asentamiento en este lugar se produjo durante la prehistoria, pero no comenzó a crecer hasta que en el siglo I toda la zona entró dentro de las fronteras del Imperio Romano. Los romanos construyeron en este lugar el llamado  vicus de Saravus, que era como se llamaban a las pequeñas aglomeraciones urbanas. Este asentamiento romano fue durante varios siglos un punto de parada de dos rutas comerciales importantes, las rutas que unen las ciudades de Worms y Metz y la de Trier a Strasburg.

En el siglo IV los alamanes se hicieron con el control de la ciudad expulsando a los romanos, y todo el territorio de los alrededores pasó a formar parte, nuevamente, del territorio de los pueblos germanos. Más tarde fueron los francos los que habitaron la zona y después el pueblo merovingio.

A principios del siglo X toda la zona fue incorporada a los territorios del Sacro Imperio Romano Germánico. En el año 1080 se creó el Condado de Saarbrücken y la capital del mismo fue esta ciudad.

Entre los siglos XIV y XVIII la ciudad fue controlada por la Casa de Nassau.
Esta región es una zona de disputas asiduas y a lo largo de los siglos ha ido pasando de mano en mano entre Francia y Alemania (Imperio Germánico, Reino de Prusia).

Las dos Guerras Mundiales afectaron bastante a esta ciudad y en las dos ocasiones sufrió bastantes daños, en la Segunda más del 70% de los edificios quedaron destruidos por los bombardeos.

En 1955 los ministros francés y alemán, Guy Mollet y Konrad Adenauer negociaron el Estatuto del Sarre. Por aquel entonces la ciudad se encontraba bajo jurisdicción francesa y se realizó un referéndum con el que se le preguntó a la población si querían que  las instituciones de la actual Unión Europea fuesen establecidas en Saarbrücken, pero la ciudad quedaría bajo la administración de Francia. Más del 65% de los votantes eligieron el “No”, por lo que al final tanto la ciudad como su territorio colindante pasaron a formar parte de la República Federal Alemana.

En caso de que el “Sí” hubiese ganado todas las instituciones que actualmente se encuentran repartidas entre Bruselas, Luxemburgo y Strasburg estarían en esta ciudad alemana que a día de hoy prácticamente nadie conoce.

La estación central se encuentra a unos 15 minutos andando del centro de la ciudad. Y curiosamente el centro actual de Saarbrücken es el lado derecho del río, el barrio de Sankt Johann, que antiguamente fue una villa pesquera independiente de la ciudad hasta principios del siglo XIV.



St. Johanner Markt

Esta plaza era el centro comercial de la villa pesquera Sankt Johann y cuando en 1322 esta localidad obtuvo el título de ciudad el crecimiento y la importancia de esta plaza fue exponencial.
En la actualidad no queda mucho de la plaza original ya que a lo largo de los siglos ha sufrido bastantes desastres.



En uno de los extremos de la plaza hay una fuente que data del año 1760. Fue construida por F.J. Stengel, un maestro constructor alemán que remodeló la ciudad de Saarbrücken durante el siglo XVIII, en la actualidad prácticamente todos los edificios han sido restaurados siguiendo los planos que este hombre diseñó.



martes, 21 de febrero de 2017

Bye Bye - Cro


Título: Bye bye
Grupo: Cro
Álbum: MTV Unplugged: Cro
Año: 2015

Alguna vez me da por poner en You Tube canciones en alemán y así descubrir nuevos grupos y cantantes. No soy demasiado fan de Cro, pero me gustan las versiones en acústico y puse esta canción por curiosidad.

Me encantó desde la primera vez que la escuché. La letra me llegó mucho, ese amor a primera vista y la timidez que nos puede y acabamos perdiendo la oportunidad de nuestra vida.



Bye Bye

Es ist ein unglaublich schöner Tag
Draußen ist es warm
Er ist auf dem Weg nach Hause mit der Bahn
Schaut aus dem Fenster und lässt Gedanken freien Lauf
Lehnt sich ganz entspannt zurück
Denn er muss lange noch nicht raus
'n paar Menschen steigen ein, andere wieder aus
Er wechselt grad das Lied
Und plötzlich stand da diese Frau
Und er dachte sich "Wow"
Sagte: "Klar, der Platz ist frei"
Sie lachte und er dachte sich nur

Bitte komm
Sprich sie an
Das ist das Schönste, was du je gesehen hast
Und sie hat sicherlich keinen Mann
Stell dich nicht so an (an)
Wenn nicht jetzt, wann (dann)?
Doch alles, was man hört ist mein Herzschlag

Was soll ich nur sagen
Irgendwas knockt mich aus
Ich bin ein Versager, weil ich mich doch nicht trau'
Mein Kopf ist voller Wörter, doch es kommt nichts raus
Sie steht auf
Und steigt aus

Bye bye, bye bye meine Liebe des Lebens
Und ja, wir beide werden uns nie wieder sehen
Kann schon sein, dass man sich im Leben zweimal begegnet
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist

Es ist ein unglaublich schöner Tag
Draußen ist es warm
Sie hat Bock auf Shopping also in die Stadt
Sie braucht so Sachen, die Frauen halt eben brauchen
'nen Bikini, 'ne neue Tasche und außerdem will sie schauen
Also los, ab in die Bahn
Sie zieht sich nen Ticket
Vier Siebzig für die Fahrt
Ist ja ganz schön hart
Doch dann sieht sie diesen Typ
Findet ihn süß
Setzt sich extra zu ihm hin und denkt sich

Bitte, bitte, bitte, bitte komm
Sprich mich an
Es ist ganz egal, was du jetzt sagen würdest
Ich spring darauf an
Also komm (komm)
Du bist mein Mann (Mann)
Wir gehören zusammen (sammen)
Wenn nicht jetzt, wann (dann)?
Ich hör mein Herz

Was soll ich nur sagen
Irgendwas knockt mich aus
Soll ich es wagen, falls er sich doch nicht traut?
Mein Kopf ist voller Wörter, doch es kommt nichts raus
Ich steh auf
Und steig aus

Bye bye, bye bye meine Liebe des Lebens
Und ja, wir beide werden uns nie wieder sehen
Kann schon sein, dass man sich im Leben zweimal begegnet
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist

Es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist
Es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist

Was soll ich nur sagen
Irgendwas knockt mich aus
Ich bin ein Versager, weil ich mich doch nicht trau'
Mein Kopf ist voller Wörter, doch es kommt nichts raus
Sie steht auf
Und steigt aus

Bye bye, bye bye meine Liebe des Lebens
Und ja, wir beide werden uns nie wieder sehen
Kann schon sein, dass man sich im Leben zweimal begegnet
Doch es beim zweiten Mal dann einfach zu spät ist


Adiós

Es un día increíblemente bonito
Afuera hace calor
Él va en el metro a casa
Mira por la ventana y deja a sus pensamientos volar libremente
Se recuesta completamente relajado
Porque no se tiene que bajar en muchas paradas
Un par de personas suben, otras bajan
Acaba de cambiar de canción
Y de pronto aparece esa chica
Y él piensa “Wow”
Le dijo: Claro, el sitio está libre
Ella sonrió y él pensó

Vamos, por favor
Háblale
Es lo más bonito que has visto nunca
Y seguramente no tiene novio
No te pongas nervioso
Si no es ahora, entonces ¿cuándo?
Pero lo único que se escucha son los latidos de mi corazón

Que puedo decir
Algo me noquea
Soy un perdedor porque no me atrevo a hacerlo
Mi cabeza está llena de palabras, pero no me sale nada
Ella se levanta
Y se baja
Adiós, adiós amor de mi vida
Y sí, no nos volveremos a ver nunca más
Puede ser que uno se encuentre dos veces en la vida
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde

Es un día increíblemente bonito
Afuera hace calor
Ella tiene ganas de comprar, así que a la ciudad
Necesita cosas que solo las mujeres necesitan
Un bikini, un nuevo bolso y además quiere mirar
Así que vamos, al metro
Compra un billete
Cuatro con setenta por el viaje
Es bastante
Pero entonces ve a ese chico
Le parece lindo
Se sienta a propósito a su lado y piensa

Por favor, por favor, por favor, por favor, vamos
Háblame
Da exactamente igual lo que digas
Te seguiré la corriente
Así que vamos
Eres mi chico
Somos el uno para el otro
Si no es ahora, entonces ¿cuándo?
Escucho mi corazón

Que puedo decir
Algo me noquea
¿Debo arriesgarme, por si él no se atreve?
Mi cabeza está llena de palabras, pero no me sale nada
Me levanto
Y me bajo

Adiós, adiós amor de mi vida
Y sí, no nos volveremos a ver nunca más
Puede ser que uno se encuentre dos veces en la vida
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde

En la segunda vez es simplemente demasiado tarde
En la segunda vez es simplemente demasiado tarde
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde

Que puedo decir
Algo me noquea
Soy un perdedor porque no me atrevo a hacerlo
Mi cabeza está llena de palabras, pero no me sale nada
Ella se levanta
Y se baja
Adiós, adiós amor de mi vida
Y sí, no nos volveremos a ver nunca más
Puede ser que uno se encuentre dos veces en la vida
Pero en la segunda vez es simplemente demasiado tarde


¿Qué os ha parecido? ¿La habíais escuchado antes?
Como me gusta tanto esta canción me puse alguna vez la versión original, pero nunca me termina de convencer.



¿Cuál de las dos os gusta más?

________

Si quieres escuchar y conocer más música alemana pásate por esta página: Canciones en alemán.

Un saludo!!


martes, 14 de febrero de 2017

¿Hola o adiós?

Hace ya unos meses me di cuenta de que algo raro ocurría cuando me encontraba con un conocido alemán.
Poneos en situación, vais por la calle y cuando os cruzáis con alguien que conocéis, es de bien educado saludar, así que eso hacéis, “Tschüss” decís.
Pero la cara de extrañeza de la otra persona os indica que algo no va bien. Te responde con un escueto “Hallo” y seguís vuestro camino.

¿Qué ha ocurrido? Estás seguro de que ese es Herr Müller, ¿por qué ha puesto esa expresión? ¿tienes algo raro en la cara?
Le das vueltas durante unos minutos, pero al final lo acabas olvidando.

Unos días más tarde pasa lo mismo.
Te encuentras con otro conocido y vuelve repetirse el mismo proceso, cuando os cruzáis saludas “Tschüss” y te responden con la misma cara de extrañeza.

En esa ocasión te das cuenta que la otra persona ha dicho “Hallo”, igual que Herr Müller.
Así que en la siguiente ocasión optas por dejar que sea la otra persona la primera que salude y así te fijas en que palabra utiliza para luego usarla tú.
“Hallo”, es lo que te dice y cuando respondes con lo mismo todo parece normal.
Vale, ¿será que hay que decir “Hallo”?

Te encuentras con alguien por la calle y pones a prueba tu suposición saludando con el “Hallo” y curiosamente la otra persona te responde de la misma manera sin ponerte cara extrañas…
¿Habrá sido por el “Hallo”?

Vas probando a intercambiar las palabras, una vez usas el “Hallo”, otra vez el “Tschüss” y al final te das cuenta de que siempre que dices “Tschüss” la otra persona se te queda mirando con cara extraña. Curioso…

Esto me pasó hace unos meses, estaba bastante confundida ante esta situación, ¡¿porqué me miran raro?! Y al final caí en la cuenta de que era porque yo saludaba diciendo “adiós”, y eso, de alguna manera les chocaba.

Pensé que era cosa mía, que soy así de rara. Pero hace unas semanas una lectora del blog me comentó esta situación, pues a ella también le había ocurrido. ¿Será que en España cuando nos encontramos por la calle con alguien decimos “adiós”?

Estas Navidades fui a casa e hice el experimento, intenté fijarme en como saludaba a la gente cuando me la encontraba por la calle y bueno, no llegué a nada en claro, pero creo que cuando no queremos entablar una conversación con alguien o cuando no conocemos demasiado bien a esa persona simplemente lo saludamos y decimos “adiós”. Pero si es alguien a quien conocemos más y cuando nos encontramos nos paramos a hablar, entonces ahí usamos el “hola”.

He comentando esta situación con algunos alemanes y cuando les he dicho que yo digo “Tschüss” todos me han puesto la misma cara de extrañeza, para ellos suena raro y un tanto grosero. En cambio, para mí, decir “Hallo” me da pie a empezar una conversación, además me parece raro eso de decir “hola” e irme, es como que dejas a la otra persona con la palabra en la boca.

No sé…

¿Alguna vez os habéis encontrado en esta situación? ¿Sabéis que decís vosotros?

¿Habremos descubierto una alemana más? ¿Otra diferencia cultural? O será tan solo cosa de un par de chicas raras…

Os animo a que os fijéis en este detalle y me contéis que habéis averiguado.
________


¿Curioso? ¿Interesante? ¿Descabellado? Los alemanes nunca van a dejar de sorprendernos, siempre habrá algo nuevo que descubrir. Si quieres conocer más "alemanadas", esas costumbres de los alemanes que nos resultan curiosas, échale un vistazo a esta página.

Un saludo!!


jueves, 9 de febrero de 2017

Lidl


Hemos estado viendo en entradas anteriores diferentes platos típicos de la gastronomía alemana, incluso hemos descubierto el origen de alguna de las marcas alemanas más famosas, y ahora vamos a dar un paso más y veremos como se fundaron muchos de los supermercados en los que compramos (los que vivimos en Alemania), que curiosamente todos son de este país.

Todo el mundo conoce esta empresa con el nombre de Lidl, aunque su nombre completo es Lidl Stiftung & Co. KG. La cadena de supermercados se fundó como tal en 1973, pero los orígenes se remontan a muchos años más tarde.

Allá por el año 1858 existía en la ciudad de Heilbronn, ubicada en el norte del estado de Baden-Württemberg, una pequeña empresa llamada Specerei- und Südfrüchten-Handlung von A. Lidl & Cie. regentada por la familia Lidl. En 1930 Josef Schwarz fundó Schwarz Lebensmittel-Sortimentsgroßhandlung y formó una sociedad con la familia Lidl con la intención de expandir la empresa por toda Alemania. De esta asociación se creó la firma Lidl & Schwarz que fueron unos importantes distribuidores de alimentos hasta que la llegada de la Segunda Guerra Mundial hizo que tuvieran que cerrar el negocio.


Una vez terminado el conflicto bélico Josef Schwarz tardó unos cuantos años en volver a reconstruir su empresa y así, en 1954, diez años más tarde, su unió a A&O Handelskette. Y unos años más tarde abrió su primer supermercado con el nombre de “Handelshof”.

En 1973 su hijo, Dieter Schwarz, fundó su propio supermercado en Ludwigshafen am Rhein. Dado que su apellido significa negro, si lo utilizaba para el nombre de la nueva empresa daría lugar a un desafortunado juego de palabras para un supermercado, mercado negro, así que optó por regresar a los orígenes de la empresa y por 1000 marcos le compró a Ludwig Lidl los derechos de uso de su apellido.

Y así fue como se creó el primer supermercado Lidl.

En 1977 Josef Schwarz murió, y Dieter heredó el mando de la empresa que ya contaba con 30 filiales. Durante un tiempo fue probando los resultados que daban diferentes tipos de supermercados y al final optó por lo que actualmente conocemos, un supermercado con precios baratos que reduce al máximo posible los costes de producción y mantenimiento.

Aunque Lidl no es la única cadena de supermercados que pertenece a la empresa Lidl Stiftung & Co. KG, Kaufland y Concord también forman parte de ella.

Poco a poco la expansión de la cadena Lidl fue expandiéndose por todo el país, llegando incluso a traspasar la frontera, en 1989 se abrió el primer supermercado en Francia y unos años más tarde en Italia y en Inglaterra. En la actualidad prácticamente en todos los países de Europa podemos encontrar un Lidl.

Este modelo de negocio de reducir los costes lo máximo posible se traduce en instalaciones gigantes con poca (nula) decoración y no demasiado mantenimiento.

Hay millones de críticas, escándalos y denuncias a la empresa. Algunos serán ciertos pero otros no serán más que bulos. Van desde presuntos incumplimientos de las leyes laborales, reportajes que afirman el espionaje sistemático a los trabajadores y hasta extraños casos que explican el significado del nombre de la empresa.

Este último me resulta bastante curioso, pues como hemos visto Lidl no es acrónimo de nada, sino que es el apellido de uno de los fundadores de la empresa original.

Personalmente suelo evitar comprar en estos supermercados. A pesar de los eslóganes «No se engañe, la calidad no es cara» o „Lidl lohnt sich“, siempre me da la sensación de estar poco cuidado y ser medio caos. No digo que haya mala calidad, pero la presentación de los productos, el orden y el mantenimiento del edificio no me inspira tanta confianza como Mercadona en España o Rewe en Alemania.

Imagino que todos los que hayáis pasado a un Lidl, Aldi o cualquier supermercado parecido, de esos llamados discounter, sabréis a lo que me refiero.

¿Vosotros dónde compráis?

Un saludo!!




lunes, 6 de febrero de 2017

La reina de las abejas

Los dos hijos de un rey partieron un día en busca de aventuras y se entregaron a una vida tan salvaje y caótica que nunca más volvieron a casa.

El tercer hijo del rey, el más pequeño, al que llamaban Tontito emprendió camino en busca de sus hermanos.

Cuando por fin los encontró estos se burlaron de él. ¿Cómo pretendía él, con lo tonto que era, abrirse camino en el mundo cuando ellos, que eran mucho más inteligentes, no lo habían conseguido?

Los tres juntos continuaron el viaje hasta que llegaron a un hormiguero. Los dos mayores quisieron destruir el nido de las hormigas y divertirse viendo como los animalillos eran presas del pánico e intentaban poner los huevos a salvo. Pero Tontito se opuso a la idea.

— Dejad a los animales en paz, no permitiré que los matéis.


Los tres siguieron andando hasta que llegaron a un lago en el que nadaban muchos patos. Los dos hermanos mayores quisieron cazar unos cuantos y asarlos, pero Tontito se opuso a la idea.

— Dejad a los animales en paz, no permitiré que los molestéis.



Siguieron andando hasta que llegaron a una colmena de abejas tan llena de miel que esta fluía por el tronco del árbol en la que se encontraba. Los dos hermanos mayores quisieron encender un fuego debajo de la colmena para espantar a las abejas y así poder comerse la miel. Pero Tontito los volvió a detener.

— Dejad a los animales en paz, no permitiré que los queméis.


Los tres hermanos continuaron su camino hasta que al final llegaron a un palacio en cuyas cuadras había caballos de piedra, pero ni una sola persona por los alrededores. Recorrieron todas las salas hasta que llegaron a una puerta con tres cerrojos, pero en el centro había una pequeña ventanita desde la que podían ver el interior de la habitación.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Odoacro y el último emperador de Roma

En el año 395 de nuestra era el Imperio Romano se dividió en dos partes, el Imperio Romano de Occidente y el de Oriente, con capitales en Roma y Bizancio, que posteriormente fue renombrada como Constantinopla. Esta división no solo fue territorial, sino también administrativa y supuso la separación definitiva del que fue el mayor Imperio existente en Europa.

Cada Imperio tomó diferentes caminos, el de Oriente pasó a ser el Imperio Bizantino y con el paso de los años fue alejándose cada vez más de la influencia romana, llegando hasta a adoptar el griego antiguo como idioma oficial. Fue un imperio prospero que sobrevivió prácticamente toda la Edad Media y no vio su declive hasta principios del Renacimiento.

En cambio, el Imperio romano de Occidente tuvo un final mucho más prematuro.

Las constantes incursiones bárbaras contra las debilitadas fronteras romanas habían dejado una economía muy poco solvente y el ejército del Imperio estaba compuesto por una mezcla demasiado heterogénea. Aún quedaban soldados romanos, nacidos y criados en Roma, pero la gran mayoría eran de origen bárbaro y no sentían Roma como su patria.



A pesar de la inclusión de los bárbaros en las filas del ejército estos eran demasiado pocos para enfrentarse a los ataques del resto de pueblos germanos que no se habían unido al Imperio y aún continuaban su ataque contra Roma. Por eso se decidió contratar mercenarios, que en su gran mayoría pertenecían al pueblo burgundio.

A finales del siglo V el rey de los burgundios, que en aquel momento era Ricimero, era el magister militum, es decir, la persona con mayor rango dentro del ejército y dado que sus soldados eran el grueso del ejército de Roma, era él el que tenía el control del Imperio y no el emperador.

En el año 472 tanto el emperador romano Olibrio como el magister militum Ricimero murieron. El sucesor de Ricimero fue su sobrino Gundebaldo y este nombró Glicerio, por aquel entonces militar romano, emperador del Imperio Romano de Occidente.

Pero León I, el emperador del Imperio Romano de Oriente, no aceptó a este nuevo emperador y designó a Julio Nepote como sucesor de Olibrio. Este puso rumbo a Roma con la intención de destronar al “falso” emperador.

Glicerio contaba entre sus filas con dos grandes militares:

Flavio Orestes un político romano nacido en la región de Panonia, lo que sería actualmente gran parte de Hungría.

Odoacro, jefe de la tribu germánica de los hérulos.

Con estos dos hombres y los soldados de Gundebaldo, que conformaban el grueso de la fuerza romana, Glicerio planeó una estrategia para derrotar a los invasores del oriente. Pero contra todo pronóstico Gundebaldo no se quiso meterse en aquellas intrigas políticas y dejó a Glicerio solo, llevándose consigo todas sus tropas.

Sin el apoyo de los burgundios Glicerio no tenía ninguna posibilidad de ganar, así que cuando Julio Nepote llegó a Roma tomó la decisión de rendirse. Su vida fue perdonada, pero se le obligó a ingresar en la iglesia y acabó siendo obispo.

Así pues, sin nadie que se opusiese a su nombramiento, Julio Nepote se erigió como Emperador del Imperio Romano de Occidente y tomó a Orestes y a Odoacro como generales del ejército. Pero esta decisión no fue demasiado acertada pues los dos eran personas muy ambiciosas y no se tomaron muy bien compartir el mandato.

Poco tiempo después de que Julio Nepote fuese proclamado emperador los pueblos germanos volvieron a atacar las fronteras de Roma. El emperador mandó a Orestes al frente con la orden de expulsar a los invasores, pero este dejó que los germanos tomaran posesión de aquellos terrenos y comenzó a elaborar un plan para derrocar al emperador.

Orestes no pensaba que Julio Nepote pudiese devolver la grandeza que antaño tuvo Roma, así que les prometió a sus soldados, en su gran mayoría de origen bárbaro, que si luchaban a su lado les concedería oro y tierras romanas.

Los soldados aceptaron el trato y Orestes puso camino de Roma, pero cuando Julio Nepote se enteró de la traición de su general se trasladó a Ravena a donde Orestes le siguió y arrasó la ciudad entera en su intento de encontrarlo. El emperador consiguió escapar vivo y se escabulló a la ciudad de Dalmacia donde vivió hasta el año 480, siempre exigió que se le tratase con el título de emperador del Imperio Romano de Occidente. Y tanto en la Galia como para el Imperio de Oriente fue el legítimo emperador, pero en la práctica dejó de tener ningún tipo de poder ya que el plan de Orestes había dado resultado y consiguió bajarle del trono.

La idea de Orestes era nombrar a un emperador que devolviese a Roma su grandeza de antaño, y ¿quién mejor que él para conseguirlo? Pero él no había sido educado en Roma y sabía que el pueblo no lo aceptaría como Emperador. Por eso eligió a su hijo, Rómulo Augústulo. Él sí se había criado en la capital del Imperio y aunque no era más que un adolescente el pueblo romano lo aceptaría como emperador.

Como Rómulo Augústulo era demasiado pequeño para gobernar, Orestes asumió el papel de emperador regente y realmente fue él el que gobernó Roma, su hijo no tuvo ningún tipo de poder ni pudo tomar decisiones sobre el futuro del Imperio, se mantuvo en la ciudad de Ravena, al cuidado de su tío Paulo.

Orestes hizo mandó a Odoacro a luchar lejos de Roma y con ello se quitó de en medio al único rival que podía interponerse entre él y el poder.

Parecía que todo marchaba bien para Orestes, pero los jefes de las tribus germánicas que le habían ayudado a destronar a Julio Nepote exigieron su parte del acuerdo y Orestes se negó a darles las tierras romanas que había prometido.

Los bárbaros, engañados, acudieron a la única persona que podía ayudarles, Odoacro y con él a la cabeza persiguieron a Orestes hasta que consiguieron capturarlo y ejecutarlo. Rómulo Augústulo no supuso demasiado problema para los soldados bárbaros, pero Odoacro decidió perdonarle la vida al chico y lo exilió. No se sabe con exactitud donde fue, pero la mayoría de las fuentes afirman que se mantuvo cautivo en una fortaleza en Nápoles.

Antes de mandarle al exilio, en el año 476, Odoacro le hizo escribir una carta para el emperador del Imperio Romano de Oriente en la que decía que no necesitaba su ayuda y que abdicaba del trono en favor de Odoacro. Con lo que se daba por finalizado el haz de vida del Imperio Romano de Occidente.

Odoacro envió la carta a León I junto con todas las insignias del Imperio y del emperador y se proclamó Rey de Italia.

Muchos consideran este hecho como el cierre de la Edad Antigua y el paso a la Edad Media, pero para los que vivieron en aquella época todo aquello no supuso una gran diferencia, ya que hacía mucho tiempo que el esplendor de Roma había desaparecido.

Por su parte, León I admitió a Odoacro como Rey de Italia, pero para él Julio Nepote seguía siendo el emperador, pues nunca llegó a aceptar la coronación de Rómulo Augústulo.

Odoacro y León I llegaron a un pacto en el que el Rey de Italia aceptó a Julio Nepote como emperador, de hecho se acuñaron monedas con su rostro, pero este no tuvo demasiado poder. Y por eso, a pesar de ostentar el título de emperador, muchos libros de historia reconocen a Rómulo Augústulo como el último emperador del Imperio Romano de Occidente.

En el 480 Julio Nepote murió y eso creó inseguridades en el Imperio Romano de Oriente, pero León I también había fallecido y por el momento no había nadie que tomase realmente el mando. La paz de Odoacro duró el tiempo que el Imperio de Oriente necesitó para solucionar su conflicto sucesorio. Zenón fue elegido emperador y este hizo un pacto con el rey de los ostrogodos, Teodorico el Grande, para que atacasen Italia.

Así pues, en el año 489 los ostrogodos invadieron el territorio de Odoacro derrotando a su ejército y obligándole a rendirse.

Unos días más tarde se realizó un banquete en el que Teodorico pretendía agasajar a Odoacro, pero el depuesto Rey de Italia acabó apuñalado, según dicen algunos, por el mismo Teodorcio.

Y así, gran parte del territorio del antiguo Imperio Romano de Occidente pasó a ser reino godo, igual que había ocurrido con Hispania y los visigodos.


Sobre el último emperador de Roma hay algunos libros, como La última Legión de Valerio Massimo Manfredi y una adaptación de dicho libro en la que actúan, entre otros Thomas Brodie-Sangster, Iain Glen o Ben Kingsley. Hace ya mucho que me leí el libro y recuerdo que me gustó bastante, aunque el rigor histórico es un poco cuestionable.


Con esta entrada se dan por terminados los días de Roma, que hemos seguido desde sus primeros enfrentamientos con los diferentes pueblos bárbaros al otro lado de sus fronteras, como los Celtas, la Guerra de las Galias, su expansión hacia el este, Ariovisto, Arminio, los Limes, que fueron el punto máximo de la expansión romana y que los llevó poco a poco a su decadencia.

Aún queda mucho para dar comienzo a la historia de Alemania, hasta que no llegué ese momento seguiremos aprendiendo la historia de Europa, los pueblos que la formaron, que la atacaron y que hicieron de ella lo que es en la actualidad.

Espero que esta entrada os haya parecido interesante.

________

Esto tan solo ha sido una pequeña parte de lo que es la historia de Alemania, aún queda mucho que contar y mucho que aprender. ¿Te vienes con nosotros de viaje al pasado?

Un saludo!!


jueves, 26 de enero de 2017

Alexander von Humboldt


Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander Freiherr von Humboldt, conocido como Alexander von Humboldt, nació el 4 de septiembre de 1769 en Berlín, Alemania. Murió el 6 de mayo de 1859 en Berlín. A lo largo de su vida se dedicó a estudiar diferentes temas, fue geógrafo, naturalista, astrónomo y hasta explorador.

Su padre, Alexander Georg von Humboldt, era miembro del ejército y su madre, Marie Elizabeth von Hollwege, heredó una importante suma de dinero de un matrimonio anterior. Tuvo un hermano mayor, el lingüista Wilhelm von Humboldt, uno de los fundadores de la Universidad de Berlín (llamada en la actualidad Universidad Humboldt de Berlín).

Tanto él como su hermano recibieron una educación de calidad en el castillo de Tegel y más tarde siguió ampliando sus conocimientos en las ciudades de Berlín, Frankfurt Oder y Göttingen.

Con apenas 20 años realizó su primer viaje largo que lo llevó hasta Inglaterra y fue lo que le hizo desear explorar y navegar por otros continentes.

A su regreso de Inglaterra estudio en la Escuela de Minas de Freiberg y comenzó a trabajar para el gobierno. Pero en 1796 su madre falleció y decidió dejar su empleo y dedicarse a su gran pasión, descubrir mundo. Gracias a la cuantiosa herencia que su difunta madre le había dejado pudo dedicarse a viajar sin preocuparse mucho por la economía.

Y así, en 1799 recibió el permiso necesario para embarcarse en la aventura de explorar las colonias españolas del Nuevo Mundo, América Central y América del Sur.

Junto con el botánico francés Aimé Bonpland y unos años más tarde con el militar criollo ecuatoriano Carlos de Montúfar, recorrieron casi 10 mil kilómetros que dividieron en tres etapas.

Las dos primeras las realizaron en América del Sur, la primera la comenzaron en Caracas y la terminaron en las fuentes del Orinoco. La segunda la empezaron en Bogotá, pasaron por los andes y acabaron en Quito.

La tercera la realizaron en la por aquel entonces llamada Nueva España, un vasto territorio que actual serían México, los estados sureños de Estados Unidos y la gran mayoría de los países de la actual América Central.

Este largo viaje duró aproximadamente 5 años, y en este tiempo pudo recopilar ingentes cantidades de información sobre todos los lugares recorridos. El clima, la flora, la fauna, longitudes y latitudes y hasta midió el campo magnético terrestre y las aguas del Océano Pacífico, lo que le llevó a descubrir la corriente peruana, que durante muchos años tuvo su nombre, corriente de Humboldt.


Cuando su viaje por América terminó estableció su residencia en la capital francesa. Allí se dedicó a ordenar todos los datos que había recopilado a lo largo de los años y al final, junto con su acompañante, Aimé Bonpland, publicaron todo el contenido en una inmensa obra de treinta volúmenes "Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente".

Durante su estancia en París conoció a Simón Bolívar, el Libertador, con el que compartió una gran amistad basada en los parecidos valores que los dos hombres compartían. Enemigos de la esclavitud y la opresión.

Al final, todos los viajes y la publicación de sus investigaciones se llevaron todo su capital y en 1827 decidió regresar a Berlín. Allí fue nombrado chambelán del rey y se convirtió en uno de los principales consejeros de la corona. Esta posición le ofreció la oportunidad de realizar diferentes viajes diplomáticos, entre los que destacan la expedición por la Rusia asiática, la cual realizó en 1829 por encargo del zar Nicolás I de Rusia. Este viaje tuvo una duración de casi un año y lo lleva a recorrer toda la Rusia siberiana, las regiones de Dzhungaria y el Altai hasta llegar a la frontera con China.

Gracias a esta expedición pudo comparar los datos obtenidos con los que ya tenía de América, y así pudo cotejar una gran cantidad de información de dos continentes diferentes.

Recomendó la instalación de estaciones meteorológicas en todo el país. Lo que se llevó a cabo en 1835 y gracias a los datos obtenidos de estas estaciones pudo desarrollar el "Principio de continentalidad", en el que se demuestra que las regiones interiores de los continentes tienen climas más extremos debido a la ausencia del océano, que proporciona climas mucho más moderados.

A su regreso de Rusia se embarcó de lleno en su gran obra final, Cosmos. Una recopilación de todos los estudios realizados a lo largo de su vida, en el que repasó los conocimientos que se tenían en aquella época de las ciencias naturales y donde demuestra la íntima relación que existe entre todas las ciencias que estudiaba, astronomía, física, geología y biología.

El último volumen de esta recopilación se publicó tras su muerte.

"Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente" y "Cosmos" son sus obras más famosas, aunque no son las únicas que publicó a lo largo de su vida.

Alexander von Humboldt fue una fuente inagotable de sabiduría, una enciclopedia andante, Google hecho persona. Y a lo largo de la historia se le han ido dando diferentes reconocimientos en honor a todo su trabajo y su estudio. Hay especies de animales que llevan su nombre, como el Pingüino de Humboldt. O elementos geográficos, como la antes mencionada corriente de Humboldt. Hay calles, parques, colegios y buques que llevan su nombre. Y su figura ha sido reproducida en sellos y billetes.


Sin duda, es una de las personas que más ha he hecho por conocer nuestro planeta.

¿Conocíais a este hombre? ¿Alguien se ha leído alguna de sus obras?

________

Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.

Un saludo!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...